sábado, 13 de febrero de 2010

Déjà vu nº 3


Otra vez se va desaguando la noche

por los rotos de tus vaqueros viejos.

Otra vez las farolas de frío borroso,
las bocas tendidas, secándose al alcohol sordo
y al viento.
Las bocas esparcidas, derramadas,
perdidas como llamadas
telefónicas a destiempo.

Otra vez la derrota amanecida del sueño
tan lejos de tus ojos.

Otra vez tampoco.