domingo, 4 de marzo de 2012

Muestra planetaria de una tristeza química

Las minas del cielo estallan en quinientos pedazos
y no es que no lo esperase, es que aun no estoy preparado.
En cuanto pienso que lo estoy logrando,
miro y resulta que he cambiado.

Lo intento por quinta vez y me parece sagrado,
y mientras lo intento veo cómo te vas evaporando.
Estoy seguro, tiene que haber algo
que me ayude a soportarlo.
En las farmacias del espacio,
en un laboratorio mágico.




(Letra del tema "Laboratorio mágico" del disco "Una semana en el motor de un autobús" de 1998. Música de "Linea 1" del mismo álbum. Todo esto sonaba en el interior del citroen c5 a las 4:00 am mientras atravesábamos el sur de Alemania y el termómetro del ordenador de abordo marcaba una temperatura exterior de -12ºC. Dentro de mi cabeza aun sigue sonando. Y la sensación térmica no ha cambiado.)

2 comentarios:

Lidia dijo...

Qué grandes Planetas...

Ele dijo...

De las pocas veces que te dejamos que sonara... ¿no?, mira con qué razón! :P